Logotipo

Paseos y excursiones en Ushuaia

Museo del Fin del Mundo

Fiel reservorio de la historia de Tierra del fuego, desde los tiempos aborígenes, pasando por los restos de naufragios y las huellas de los primeros buscadores de oro, este museo irrumpió en la ex residencia del Sr. Manuel Fernández Valdés en 1979 por impulso de un grupo de pobladores empeñados en rescatar el pasado. Se halla constituido por 5 salas, a través de las cuales es posible descubrir la cultura de los primeros pobladores; la virtud de los almacenes de ramos generales en su época de esplendor; las costumbres de los presidiarios contadas por elementos que ellos mismos conservaron; y la fauna autóctona en su variedad y hermosura.

Museo del Fin del Mundo
Museo Marítimo

Hasta 1948, el mar fue la única vía de comunicación de la provincia de Tierra del Fuego, por ello la importancia de este museo que un grupo de voluntarios, la Armada y la Municipalidad, sostienen con fines histórico-culturales. Simboliza un recorrido por la historia de Tierra del Fuego a través de sus barcos y navegantes, exponiendo una colección de maquetas navales que, en forma cronológica, marca la evolución de la construcción del transporte náutico.

Museo Marítimo
Glaciar Martial

Poseedor de un paisaje único, el Glaciar Martial se alza a 4 km del centro de la ciudad de Ushuaia, constituyendo la fuente de agua más potable de la región, y una de sus principales atracciones turísticas.

Presentando diversas opciones que se adecuan a las estaciones del año, su principal oferta turística se da durante el invierno en el excelente Centro de Esquí que se alza en su territorio. Numerosas aerosillas, panoramas inimaginables, pistas magníficas, permiten la práctica de esquí alpino y snowboard. Mientras que en las estaciones más cálidas, este lugar aparece como ideal para disfrutar de caminatas, trekking e incluso de apacibles escaladas en hielo.

Balcón natural hacia otros tantos cerros, el Glaciar Martial permite , tras la escalada, contemplar el Canal de Beagle y las islas Ambarino y Hoste.

Glaciar Martial
Mundo de Maqueta Yámana

Conformado por un circuito de maquetas en escala de 1.15, este museo recrea los espacios habitados por la tribu Yámana permitiendo, a la vez, conocer su extraño modo de vida y el porqué de su pronta desaparición ni bien llegado el hombre blanco a sus tierras.

Mundo de Maqueta Yámana
Cerro Alvear

Naturalmente puro, emblemático y seductor, el Cerro Alvear extiende su entorno imponente tentando a los visitantes con sus diversos atractivos. Apareciendo como uno de los picos más altos de los Andes Fueguinos Argentinos, y presentando una cima característicamente plana de nieves eternas, el Cerro Alvear atrae hacia sí tanto a los amantes de la naturaleza virgen como a los aficionados a los deportes de aventura.

Inmaculadamente blanco y con reflejos azulados, este cerro incomparable exhibe ostentoso sobre su cara este un milenario glaciar, cuya majestuosidad puede contemplarse desde fuera y desde adentro del mismo, resultando apasionante internarse en las misteriosas cuevas que se forman en su borde.

Excursiones siempre innovadoras, trekking, campamentismo, escalada, todo en un marco silencioso y solitario, provocador de inexplicables sensaciones, entre las que puede distinguirse la de inmensidad, el Cerro Alvear constituye una alternativa irresistible en la cartelera turística de Ushuaia.

Cerro Alvear
Canal de Beagle

Constituido por un paisaje de bahías, islotes y una rica avifauna, el Canal de Beagle sobresale en la cartelera turística de la ciudad de Ushuaia arrogándose el prestigio de ser uno de los espacios más fantásticos de la zona. Navegable en la más amplia gama de embarcaciones, y sorprendentemente cambiante en cada una de las excursiones por sus deslumbrantes aguas, este canal es un espacio para disfrutar una y otra vez, sin límites ni resguardos.

Una escala maravillosa entre Ushuaia y el Canal de Beagle, es la Isla de los Pájaros, un extraordinario apostadero de lobos marinos y gigantesco nido de numerosas especies de aves. El trayecto cuenta también con una parada en el Faro Les Eclaireurs, donde el principal atractivo lo conforman los restos del Buque Monte Cervantes, hundido en el lugar en 1930.

Frente al Canal, y alzándose sobre la Bahía de Ushuaia, un antiguo hangar remodelado, sirve de escenario al espectáculo La Aventura del Beagle, el cual consiste en una interesante recreación artística del itinerario de Fitz Roy y Charles Darwin en estas distancias del territorio argentino. Música, efectos especiales, juegos de sombras, marionetas y una apasionante escenografía, consistente en una réplica del bergatín que llegó a estas tierras en 1831 trayendo a los exploradores, logran trasladar a los espectadores hacia mediados de Siglo XIX, haciéndolos sentir partícipes de aquellas travesías que se tornaron históricas. Una experiencia realmente imperdible para quien visita Ushuaia, el Centro Beagle invita también a degustar una deliciosa cena temática, donde nada es común ni cotidiano.

Canal de Beagle
Pista de Patinaje

Con un nombre que de por sí es de temer, “Laguna del Diablo” es una de las más apasionantes pistas de patinaje existente en la región. La misma obtuvo en 1991 la declaración como Reserva Recreativa Natural.

Patinar sobre hielo hasta bien entrada la noche, con patines propios o alquilados en el mismísimo lugar; armar un equipito y disputar un partido de hockey resbaladizo; experimentar la sensación del aire golpeando la cara; desplazarse suavemente gozando de la magnificencia del entorno circundante; son todas opciones imposibles de evitar al lanzarse por la pista.

Pista de Patinaje
Nunatack y Tierra Mayor

Maravilloso paisaje patagónico, Nunatak y Tierra Mayor privilegia entre las entretenidas actividades que componen su cartelera turística, los paseos en trineos tirados por perros, el snowcat, las caminatas con raquetas, las clases de esquí y el patinaje sobre hielo.

Se trata de un centro invernal poco conocido, pero sumamente atractivo y entretenido. El mismo cuenta entre sus servicios con una confitería- restaurante donde relajarse tras una intensa jornada recreativa.

Nunatack y Tierra Mayor
Valle Hermoso

Centro invernal de encantadora estructura y originales propuestas. En él se puede disfrutar de caminatas con raquetas de nieves en diferentes niveles de dificultad; de excursiones combinadas; y particularmente de la divertida opción del snow- banana propicia para la aventura familiar o entre amigos.

Valle Hermoso posee además una Casa de Té- Restaurante, donde es posible saborear platos típicos de la región, tales como cordero o trucha.

Valle Hermoso
Las Cotorras

Divertido y bello en todas sus dimensiones, el complejo Las Cotorras pone a disposición de los turistas una apasionante cartelera compuesta por deportes de riesgo, circuitos para caminantes, espacios de relax y mucho más.

Allí es posible realizar paseos en motos de nieve o cuatriciclos, caminatas con raquetas, recorridos en trineos tirados por perros, esquí de fondo.

Posee además una confitería- restaurante en la cual saborear el típico cordero fueguino a la cruz, platos a base de trucha, y el ya tradicional café montañés.

Las Cotorras
Centro Invernal Cerro Castor

Con pocos años de existencia, este complejo de deportes invernales extiende sus pistas esquiables sobre el encantador Cerro Castor. 19 pistas acondicionadas con diversos niveles de exigencia, excelente calidad de nieve en polvo, clima propicio para la práctica, apasionante paisaje, modernos medio de elevación, y todos los servicios necesarios, este Centro de Esquí se ha convertido en uno de los principales atractivos de Ushuaia.

Poseedor de circuitos que atraviesan bosques de lengas, el Cerro Castor presenta como práctica deportiva destacada el esquí de fondo, pudiendo realizarse también en este entorno caminatas con raquetas para nieve. Otra alternativa la constituye el snowboard.

Emoción, adrenalina y sensaciones mágicas, esta opción turística de Ushuaia resulta apasionante e irresistible hasta para el visitante menos experimentado en el desarrollo de disciplinas invernales

Centro Invernal Cerro Castor
Parque Nacional Tierra del Fuego

El Parque Nacional fue creado en el año 1960, tiene una superficie de 63.000 hectáreas. Se ubica en las eco-regiones de bosque patagónico y Altos Andes. La eco-región de bosques patagónicos se caracteriza por un clima es templado a frío y húmedo, con nevadas y lluvias invernales. Se caracteriza por un paisaje de montaña de relieve abrupto y escarpado, con valles glaciarios. Dominan los bosques semidesiduos. La eco-región altos andes se caracteriza por una cadena de cerros y laderas por encima de las planicies endorreicas de la puna.

El paisaje del área es complejo y abrupto debido a la acción erosiva y a los procesos de acumulación de antiguos glaciares, hoy inexistentes. Luego de una sucesión de procesos geomorfológicos, la Cordillera de los Andes surgió como un conjunto de cordones montañosos que rodean profundos valles boscosos, surcados por ríos y lagos que alternan con túrbales y afloramientos de origen glaciario.

En el sector costero se encuentran las Bahías Lapataia y Ensenada, donde se intercalan barrancos y pequeñas playas que constituyen un ambiente ideal para la avifauna costera.

De las especies arbóreas que caracterizan los bosques andino patagónicos, la lenga es la que tiene mayor distribución, formando grandes extensiones de bosques puros que cubren las laderas de las montañas desde el nivel del mar hasta los 600 m de altura.

El guindo o coihue de Magallanes, se encuentra asociado a la lenga en ambientes de mayor humedad, como ocurre en el Valle del Río Pipo y en algunas laderas montañosas orientadas hacia el sur.

Los bosques puros de guindo se desarrollan en las áreas con mayores precipitaciones, como la costa del Canal Beagle. Allí también crecen otras especies del bosque húmedo como el canelo y la leña dura.

Los arbustos espinosos como el calafate, la chaura, y el michay - de flores anaranjadas-, crecen en el sotobosque.

En los suelos más húmedos se desarrollan la frutilla del diablo y pequeños helechos.

Durante el verano el suelo del sotobosque se cubre de plantas con flores muy vistosas como la orquídea amarilla y la luzuriaga .

Es común ver en las áreas marginales del bosque, en claros naturales o en ambientes degradados, a los matorrales de mata negra acompañados por calafate, parrilla y notro.

Esta última especie, de flores rojas tubulares típicas de la primavera fueguina, puede encontrarse también en la costa del canal Beagle y al oeste de la Bahía Lapataia.

Por encima de los 600 m sobre el nivel del mar se desarrolla la vegetación altoandina compuesta por arbustos de pequeño porte, plantas en cojín y gramíneas.

Los túrbales o turberas son un rasgo característico del paisaje de Tierra del Fuego.

Una de las hierbas características que crecen en el ambiente costero marino del parque es la siempreviva o armería de color rosado. También son comunes los arbustos pequeños como la chaura y la mutilla, y los líquenes y musgos que cubren las rocas junto al mar.

En el litoral marino se destacan los “bosques” de cachiyuyo. Esta es un alga parda de gran tamaño.

En el área vive una pequeña variedad de animales silvestres, compuesta principalmente por 20 especies de mamíferos y aproximadamente 90 especies de aves. Una característica del ecosistema fueguino es la absoluta ausencia de anfibios.

Uno de los mamíferos que se ve con mayor facilidad en el área es el zorro colorado fueguino. El guanaco es un herbívoro que habita en las zonas altas casi todo el año y solo baja a los valles inferiores durante los inviernos.

Otras especies como el murciélago orejas de ratón, el ratón colilargo, la rata conejo y el ratón lanoso están presentes pero no son tan visibles para el visitante. También se encuentra el huillín, un mamífero carnívoro acuático de la familia de las nutrias, que se alimenta y tiene sus madrigueras en las costas del Canal de Beagle y en la Bahía Lapataia.

Las aves más llamativas y con mayor presencia en las áreas visitadas son los tres tipos de cauquenes o gansos sudamericanos. Estas son el cauquén común, el cauquén real y la caranca que se caracterizan por vivir en sitios abiertos o en las playas. En ocasiones están acompañadas por las ruidosas bandurrias.

En los bosques es muy llamativo el carpintero patagónico, tanto por su aspecto como por su actividad. Se deben mencionar además el macá común, el macá grande, la garza bruja, el pato crestón, el pato overo, el pato maicero, el águila mora, el carancho austral, el chimango y el tero común. Con mucha frecuencia se observan cóndores sobrevolando las cumbres y valles fueguinos.

En la costa marina, durante la bajamar, pueden verse a los diente de perro y mejillones, que forman un cinturón en la zona intermareal, así como numerosas algas verdes y rojas.

La riqueza de moluscos, como los mejillones y lapas, es importante en la Bahía Lapataia y en el estuario que rodea al Archipiélago Cormoranes. También abundan otros moluscos como la vieira, el caracol de luna, el caracol con diente, algunos crustáceos como la centolla y peces nativos como la sardina fueguina, la merluza de cola y el róbalo.

Durante el verano, en las aguas cristalinas se pueden ver concentraciones de medusas. También es posible observar diversas aves relacionadas con este ambiente, como las gaviotas, los patos vapor, los ostreros y los cormoranes.

En la región se encuentran algunas especies de animales introducidas por el hombre, hace varias décadas, con fines económicos como el conejo europeo, el castor, la rata almizclera y el zorro gris. Estos animales se asilvestraron en un medio que no estaba preparado para soportarlos. Por tal motivo algunos de ellos causaron serios impactos en el paisaje natural. Un ejemplo de esto se observa en las áreas afectadas por las colonias de castores, debido a que talan árboles para construir sus diques, provocando inundaciones en ciertos sectores del bosque y causando la muerte de muchos árboles por anegamiento .

Este Parque cuenta con breves senderos peatonales, que parten desde diferentes puntos de la Ruta 3, entre ellos:

  • Paseo de la Isla: recorre, a través de 800 m, el archipiélago Cormoranes, transitando por las costas del río Lapataia y Ovando.
  • Paseo a la Laguna Negra: sus aguas presentan una coloración oscura relacionada con la presencia de extensos túrbales.
  • Paseo al mirador: El recorrido es de 500 m, llega directamente a Bahía Lapataia a través de los bosques de lengas. Desde el mirador se obtiene una vista panorámica de la Bahía.
  • Paseo del turbal: Se recorren 400 m hasta Bahía Lapataia. El paseo atraviesa bosques de lengas y permite conocer una castorera abandonada. También bordea un turbal hasta llegar a la Ruta Nacional Nº 3.
  • Paseo a la castorera: Luego de un recorrido de 400 m, se llega a una castorera, donde se puede observar el sistema de diques de los castores, realizados sobre el arroyo los Castores.

Para realizar recorridos de mayor duración para conocer al parque existen varias alternativas:

  • Senda Pampa Alta: Conecta los campamentos del río Pipo y Ensenada. Atraviesa bosques de lenga y guindo. En Pampa Alta se obtiene una vista panorámica del Canal de Beagle. Es de exigencia alta, en un recorrido de 5 km.
  • Senda Costera: Une el campamento de Ensenada con el sector Lapataia. Se puede conocer la costa marina en las Bahías Lapataia y Ensenada. Es de exigencia media, de 8 km de recorrido.
  • Senda al Hito XXIV: Transita la costa norte del Lago Roca, de origen glaciario. Es de exigencia media, y su recorrido es de 10 km.
  • Senda al Cerro Guanaco: Comprende el ascenso al Cerro Guanaco (970 m) por una picada de pendiente muy pronunciada. La senda es de exigencia alta y es de 8 km de recorrido.
Parque Nacional Tierra del Fuego
Centros turísticos de la Provincia de Tierra del Fuego
Mapa Regiones
© Copyright. Descubriendo Argentina. Todos los derechos reservados. 2020
Portal Web creado por Orbelanet.