Logotipo

Paseos y excursiones en Miramar

Bosque Vivero Dunícola Florentino Ameghino

Con una superficie de más de 500 hectáreas forestadas con variedades de pinos y eucaliptos, se alza en el extremo sur de la bahía que enmarca a la ciudad de Miramar, el Bosque Vivero Dunícola Municipal Florentino Ameghino. Son diversos los atractivos que permiten el disfrute pleno de las familias en el predio de su influencia, convirtiéndolo en un espacio casi magnético para el turismo. Dentro del bosque podemos visitar:

  • Museo Punta Hermengo: persigue dos líneas, una histórica, y otra dedicada a las ciencias naturales. Carros de fines de siglo, fotografías que transportan al pasado; piezas indígenas; fósiles, animales embalsamados, constituyen el patrimonio resguardado en este museo.
  • Parador Ecológico Frontera Sur: construido en base a materiales reciclados, su premisa consiste en proteger la naturaleza. Áreas deportivas, acceso a la playa, resto bar, pileta de natación, amplias carpas son sólo un ejemplo de las comodidades y servicios que el visitante encontrará en este complejo.
  • Juego de la Aventura: laberinto de redes, puentes colgantes, escaleras, sogas, toboganes y casas en los árboles constituyen este paraíso de la infancia inserto en el bosque. Un lugar especial dónde divertirse en familia.
Bosque Energético

Envuelto por un aire de misterio, este bosque, también llamado Oscuro, guarda entre sus coníferas una extraña energía ahondada por la completa oscuridad, el silencio y los olores silvestres. Decenas de leyendas urbanas se han tejido alrededor de él, tal y como en él los pinos entrecruzan sus ramas conformando un techo enmarañado que imposibilita vislumbrar el cielo. Leyendas que intentan explicar el verdadero trasfondo de las ramitas. El centro del círculo trazado por el inclinado crecimiento de los árboles, eso es lo que busca toda persona que se interna en el Bosque Energético, porque es allí donde, al clavar una ramita en el suelo y colocar otra en forma horizontal sobre la primera, se produce el milagro la T formada por ambas se sostiene en equilibrio sin ayuda externa.

Parque Patricios

Un paisaje dibujado por puentecitos de madera que cruzan el lago artificial conectando unas islas con otras, mientras los árboles pintan sus verdes y los juegos infantiles dan colorido al cuadro, Parque Patricios se brinda recreativo y encantador. Elegido por quienes intentan ingresar al mundo de la pesca, ya que las aguas del arroyo Durazno, retenidas por el dique que conforma el lago, resultan ideales a tal fin devolviendo a los iniciantes pequeñas mojarritas y bagres, el parque congrega cada fin de semana grupos de amigos y familias que encuentran en él la posibilidad de satisfacer las preferencias de sus distintos integrantes. Y para quien desee profundizar en el conocimiento de los rincones de Miramar, desde Parque Patricios podrá acceder fácilmente al Anfiteatro Municipal José Hernández; así como a una pileta de natación cubierta y climatizada.

Playas Miramarenses

En la ciudad de Miramar, pensada y diseñada para el máximo disfrute en familia, se extienden 10 Km de playas tranquilas y seguras. Encantadoras en invierno, cuando permiten apacibles paseos por sus costas, y aún más fascinantes en verano, cuando el sol y el viento las convierten en un extenso paraíso familiar, las playas de Miramar prometen satisfacción y sensaciones que pocos lugares pueden igualar. Ideales para dorarse bajo los cálidos rayos solares, así como para refrescarse en sus aguas cristalinas, las playas miramarenses aparecen aptas además para la pesca deportiva y el desarrollo de intensas actividades recreativas. Surf, jet ski, natación, travesías 4x4, recorridos en cuatriciclo, buceo snorkel son algunas de las opciones que intensifican la diversión durante la estadía en esta apasionante ciudad bonaerense. Definitivamente imperdibles, las playas de Miramar constituyen el destino vacacional perfecto si lo que se desea es vivir jornadas placenteras y entretenidas.

Laguna La Ballenera

De encantador marco paisajístico, apacible y propicia para la recreación familiar, esta laguna alimentada por el arroyo Ballenera, extiende sus 41 hectáreas constituyéndose como el espacio perfecto donde disfrutar de la naturaleza, la pesca y más, abandonando por un día la playa. Bellamente arbolado, este lugar ostenta un predio limpio y seguro ornamentado por bancos de madera que a lo largo del trayecto tientan a sentarse y simplemente respirar profundo. Un poco más allá, un pintoresco muellecito recibe y despide a los pescadores y sus botes haciendo a la escena típica de la laguna. Numerosas especies de aves, así como nutrias, carpinchos, patos, cisnes de cuello negro y flamencos rosados, han convertido a Laguna La Ballenera en una destacada reserva natural de la región.

Granjas Educativas

Trazando un circuito de mar y pampa, los establecimientos rurales invitan a vivenciar nuevas experiencias convirtiéndose en una de las alternativas más atractivas de la región. Paisajes, costumbres, tareas cotidianas, secretos de la producción, todo se torna fascinante en el marco campestre que circunda a Miramar.

Museo de la Selva, Juan Forster

Se fundo con el objetivo de difundir las actividades de preservación del patrimonio natural del Partido de "General Alvarado" del país y del mundo, de este modo siguiendo las expectativas de su fundador. Tiene la importante función de proteger el patrimonio natural de interés científico y educativo de las diversas áreas que abarca.

Mar del Sud

Médanos casi vírgenes, playas centrales, un pequeño arroyo, y paisajes deslumbrantes, esta cautivante villa balnearia situada a 15 Km de la ciudad de Miramar constituye un apasionante espacio de veraneo. Podemos visitar:

  • Boulevard Atlántic Hotel: símbolo de la localidad, es considerado uno de los primeros hoteles de lujo con los que contó el país, y un importante testimonio del turismo en el Siglo XIX. Visitas guiadas recorren parte de sus instalaciones deslumbrando a todo aquel que decide seguirlas.
  • La Casa de los Caracoles: magnífica edificación completamente revestida con caracoles recogidos en las playas de Mar del Sud, desde El Remanso hasta Rocas Negras. Doce años dedicó su dueño original, Herve E. Paul, para concretar el curioso decorado.
  • Rocas Negras: conformando el paisaje más encantador y sorprendente de todo el litoral de este partido bonaerense, esta playa debe su nombre a la extraña coloración de las rocas que allí se sumergen en el mar. Una infinidad de mejillones incrustados en las rocas es lo que produce el efecto visual de su negrura cautivando las miradas.
  • El Remanso: situada hacia el norte de Mar del Sud, esta playa es destacada por su amplitud. Elegida como espacio dónde disfrutar de magníficos paseos, así como sitio propicio dónde desarrollar diversas actividades deportivas, se extiende además como el paraíso de los pescadores deportivos.
Mapa Regiones
© Copyright. Descubriendo Argentina. Todos los derechos reservados. 2020
Portal Web creado por Orbelanet.