Logotipo

Paseos y excursiones en Las Yungas

Yerba Buena

Una emblemática imagen del Cristo señala el acceso a Yerba Buena, pintoresca villa tucumana enclavada en la naciente del cerro San Javier y engalanada por el maravilloso paisaje de las yungas.

Yerba Buena es el punto de partida hacia la selva pedemontana, y es en su área de influencia donde se levantan varias áreas protegidas, entre las que es ineludible nombrar al Parque Sierra San Javier, la Reserva Experimental Horco Molle, el Parque Percy Hill y el Parque Aconquija.

Esta “ciudad verde” ha experimentado en los últimos años un excepcional desarrollo posicionándose como la de mayor crecimiento a nivel provincial. Sobre su avenida principal se extiende un importante centro comercial, cuyos restaurantes, bares y lugares de entretenimiento la convierten en un espacio de recreación muy concurrido. Se ubica 12 Km al oeste de San Miguel de Tucumán, al norte de San Pablo.

Yerba Buena
San Pablo

Asomado tras las lomadas frutihortícolas de La Rinconada, San Pablo sorprende al turista con su magnífica apariencia exaltada en el edificio del Ingenio Azucarero. Orgullosamente erguido junto al complejo fabril, el ingenio permanece inmóvil desde hace años, constituyéndose en prueba expresa del antiguo poderío de la zona.

Perduran aún en San Pablo, la sobriedad imponente del parque del ingenio, y una admirable capilla y chalet, que funciona en la actualidad como Casa de Altos Estudios.

San Pablo
Villa Nougues

Con visión panorámica sobre las estribaciones del cerro San Javier, la ciudad capital y la llanura tucumana, Villa Nougués alberga dentro de sus límites a las familias más tradicionales de la región, brindándoles la satisfacción de su geografía privilegiada con un tupido verde y un clima mesotérmico.

Villa Nougués es una localidad del Departamento Lules, ligada a San Javier por un camino de montaña, construida entre lomadas y quebradas, y tapizada por especies de la flora subtropical en alternancia con jardines de hortensias, violetas y gladiolos. Residencial, pintoresca y veraniega, Villa Nougués presenta como principales atractivos su entorno natural y sereno, sus ambientes propicios para la práctica deportiva y el entretenimiento al aire libre, el campo de golf emplazado hacia la salida, y la magnífica rampa de lanzamiento en parapente de Loma Bola.

Villa Nougues
Loma Bola

Principal centro de vuelo de Argentina, y rampa para despegue de parapentistas preferida en toda América, Loma Bola yace en territorio de Tucumán, encontrando en las yungas una de las razones de su superioridad en el desarrollo del apasionante deporte de aventura en el aire.

Es que la Sierra de San Javier, tapizada con árboles de hasta 30 m de alto, los cuales conforman una especie de amortiguador de vientos, presenta las condiciones ideales para la práctica del parapente, sirviendo además como atemperadores de eventuales golpes.

San Javier está diseñado naturalmente para volar, y la rampa de Loma Bola, emplazada a 1300 m de altura con un desnivel de 800 m y una suave pendiente, es apta tanto para el vuelo desafiante de profesionales, como para el adiestramiento de pilotos.

Loma Bola se ubica en la Sierra de San Javier, a 4 Km de El Cristo por el camino que viene desde Villa Nougués.

Loma Bola
San Javier

Villa veraniega situada sobre el cerro homónimo, punto desde donde se obtiene una impresionante vista panorámica de la llanura tucumana, San Javier incluye entre sus principales atractivos a la escultura del Cristo Redentor o Bendicente, a los pies del cual se hayan, desde 1983, los restos del artista tucumano que lo esculpiera.

San Javier es una pequeña campiña serrana de ondulantes lomadas verdes, constituida por espaciadas residencias que despiertan a la vida con el primer calorcito. Pueden practicarse en ella diversos deportes, como parapente, aladeltismo, mountain bike, enduro, siendo ineludibles las travesías 4x4, y las excursiones en trekking y cabalgatas.

Por sus rutas se puede acceder a parajes tan bellos como Villa Nougués al sur; ó Tapia, Raco y el Siambón al norte.

San Javier
Raco

Plácidamente erigida sobre el entorno de cerros que embellece el costado oeste de San Miguel de Tucumán, la veraniega villa de Raco representa lo más característico de la zona centro de la provincia. Clima fresco, abundante vegetación, ríos y lomadas, el paisaje de Raco simula un paraíso estival donde disfrutar de jornadas inolvidables en contacto con la naturaleza, recreación y desafíos.

Raco fue elegida por el célebre Atahualpa Yupanqui para alzar su rancho, y es allí donde el turista podrá descubrir las raíces culturales llevadas a flor de piel por los lugareños, y asomarse en la casa conocida como La Calladita, sede de la Fundación Cultu Raco dedicada a resguardar el arte local y a promover antiguas costumbres.

Cabalgatas, campamentos, turismo aventura son algunas de las opciones ineludibles.

Raco
El Siambon

Paraje elegido por los Monjes Benedictinos para alzar allí el Monasterio Cristo Rey, El Siambón aparece al sur de Raco, casi aislado del resto de la provincia, constituyendo una zona tranquila tupida de bosques de pinos. Es el destino perfecto para aquellos quienes desean vivir jornadas de reflexión y descanso, pudiendo albergarse en habitaciones destinadas a tal fin por los Padres Benedictinos.

Allí los visitantes pueden además adquirir jalea real, dulce de leche y miel de abeja, entre otros productos elaborados por los monjes.

Hacia las afueras, un atractivo campo de golf de 9 hoyos atrapa a lugareños y turistas en su desafiante juego, complementando la cartelera espiritual y paisajística de El Siambón con entretenimiento.

El Siambon
Burruyacu

Localidad situada al noroeste del territorio provincial y señalada como cabecera del departamento homónimo, Burruyacú conserva su nombre de origen quechua cuyo significado remite a la Aguada de Burro.

Se trata de una de las ciudades más grandes de Tucumán en términos de extensión territorial y, sin embargo, de una de las menos pobladas. Exhibe un paisaje de gran atractivo natural delineado por sierras y colinas, a la vez que resguarda una importante riqueza arqueológica prácticamente desconocida.

Burruyacu
El Cadillal

Villa turística de gran encanto, El Cadillal dibuja su cartelera recreativa incluyendo magníficos paisajes, privilegios climáticos, condiciones para el disfrute al aire libre, y luciendo uno de los mayores atractivos de Tucumán. Formado por el aporte del Río Salí, el Dique El Cadillal, denominado en realidad Gobernador Celestino Gelsi, ostenta el orgullo de ser considerado el espejo de agua más importante de la provincia. Navegable en toda su superficie, es el principal rincón tucumano para el turismo por su disposición para la práctica de variadas actividades náuticas, su ambiente propicio para el campamentismo, su belleza y su apacibilidad.

La zona donde se halla emplazado es montañosa y combina la selva tucumana boliviana con el parque chaqueño. Cuenta con hostería, camping, restaurante, aerosilla, anfiteatro y museo arqueológico. Aparece unos 25 Km al norte del centro de San Miguel de Tucumán.

El Cadillal
Tafi Viejo

Cabecera del departamento homónimo, la ciudad de Tafí Viejo ha obtenido la calificación como Capital del Limón, por ser la mayor productora y exportadora de cítricos de todo el país, celebrándose allí, cada mes de septiembre, el Festival Nacional del Limón con gran convocatoria. Tafí Viejo presenta una característica muy especial en su trazado urbano: a diferencia del común de los pueblos, el centro comercial e institucional de éste no se encuentra alrededor de la plaza principal, sino a lo largo de la Avenida Leandro N. Alem, verdadero reflejo de la vida social de la comunidad.

En sus cercanías, sobre la ladera sudoeste del cerro “El Taficillo”, brota el Parque Privado “Alpa Puyo”, presentando al turista un espectacular lago, un minizoo, un museo, bar y restaurante, cabañas y otras importantes instalaciones. La ciudad de Tafí Viejo está situada 12 Km al noroeste de San Miguel de Tucumán.

Tafi Viejo
Mapa Regiones
© Copyright. Descubriendo Argentina. Todos los derechos reservados. 2021
Portal Web creado por Orbelanet.