Logotipo

Paseos y excursiones en Poblados y paisajes de la Puna

Carachi Pampa y Puruya

Son dos localidades catamarqueñas ubicadas casi en el límite con Salta, el desierto puneño adquiere formas de parecido muy cercano a aquellas imágenes típicas de la superficie marciana: grandes ondas (o megaripples, como se denominan técnicamente) formadas por la acción constante de muy fuertes vientos sobre materiales volcánicos, durante más de 3000 años.

Las megaondas del campo de Puruya llegan a los 2,5 m de altura, y la distancia entre cada una de ellas alcanza los 40 m, mucho más que las generadas en cualquier otro rincón de la Tierra.

Carachi Pampa y Puruya
Andalgala

“Señor de la Alta Montaña”, como expresa su nombre en lengua quechua, la ciudad de Andalgalá, alzada en el centro norte de la provincia de Catamarca, constituye un oasis extendido al pie de las estribaciones más meridionales de la Sierra de Aconquija e irrigado por el río que repite su denominación aborigen.

Andalgalá es la segunda población de importancia en Catamarca; abarca una zona poseedora de un altísimo valor arqueológico del cual es clara muestra el Pucará de Aconquija; y está actualmente considerada como un centro agrícola, maderero y de producción de dulces regionales, quesos, vinos y aguardientes.

Sus características climáticas hacen del paisaje una postal de exuberante vegetación que contrasta con el desértico Campo de Belén al norte del cual aparece situada Andalgalá. En tanto se halla contenida por un valle de atractivos alrededores que la convierte en punto de partida hacia lugares de encanto como La Toma, El Potrero de Santa Lucía y el Nevado de Aconquija.

Un recorrido por la ciudad permitirá apreciar la Plaza 9 de Julio, la iglesia matriz "San Francisco", y antiguas casonas coloniales que brindan testimonio del esplendor experimentado por la región entre los siglos XIX y XX, complementándose el circuito con una visita al Museo Arqueológico y su exhibición de objetos de piedra, cerámica, metales, tejidos y urnas funerarias.

Andalgala
Belén

Erigida en un pintoresco paisaje serrano, en el centro de la provincia de Catamarca y a la vera del río que repite su nombre, Belén seduce al turismo desde su territorio, cubierto en gran parte por cordones montañosos, y conformado por profundas y magníficas quebradas.

En sus valles fértiles se cultiva la nuez, la uva y el anís, mientras su fauna se constituye preponderantemente por vicuñas y llamas. No obstante, si es necesario destacar un atractivo, debe reconocerse la importancia de las artesanías, principalmente del tejido que le concede a todo el departamento la categoría de “Cuna del Poncho”.

Belén
Fiambala

En el noroeste del territorio de Catamarca, allí donde los Seismiles desafían la altura y el Paso de San Francisco invita a traspasar el límite argentino, aunque un poco más acá, la multifacética ciudad de Fiambalá invita a disfrutar de unas vacaciones variadas y entretenidas. Naturaleza, cultura, salud, distensión y aventura, conforman el amplio resumen de su propuesta.

Fiambalá es la segunda ciudad de importancia del departamento. Enclavada en un escenario sin igual, ofrece al viajero una buena alternativa para hacer base y recorrer la zona deslumbrándose con sus bellezas paisajísticas y vivenciando sus opciones recreativas. Termalismo, aventura, contacto con las raíces tradicionales de la región, la variedad de este rincón catamarqueño sorprende hasta al turista más audaz.

Fiambala
Santa Maria

Polo cultural y económico del magnífico territorio conocido como Valles Calchaquíes, Santa María se ubica en el noreste de la provincia de Catamarca, atrayendo hacia sí al turismo ávido de conocimientos y aventura. Paisajísticamente encantadora y culturalmente inigualable, esta ciudad y su área circundante constituyen un itinerario que ningún visitante de la región puede dejar de conocer.

Es el Río Santa María el que permite el desarrollo del valle homónimo, especialmente en lo que hace a la actividad agrícola, fundamento de su economía, pero también en cuanto se refiere a su propuesta turística recreativa. Especias, vides y nogales aparecen entre los cultivos más importantes de la zona; en tanto en la ganadería sobresalen los rubros ovinos, camélidos y caprinos; y en la industria prevalecen las bodegas, las queserías y la producción de dulces.

El Departamento Santa María es también un destacable productor de artesanías, entre las que no pueden omitirse las tejedurías, la alfarería y las confituras, atractivo que puede disfrutarse en el Mercado Artesanal inserto en el Centro Cultural Yokavil. Allí se erige además el Museo Arqueológico, encargado de inaugurar el circuito más trascendente de la región.

Yacimientos arqueológicos que permiten adentrarse en las raíces primigenias de los diversos grupos aborígenes que habitaran los valles en la antigüedad, constituyen el mayor atractivo de Santa María invitando a descubrir el pasado en el Cerro Pintado, el Fuerte Quemado, Loma Rica y Quebrada de Jujuil.

Santa Maria
Tinogasta

Turística y estratégica, la localidad de Tinogasta aparece como la más importante del oeste catamarqueño. Se encuentra situada en el vasto valle a la vera del Río Abaucán y adornada por bellos paisajes que reciben de sus afluentes fertilizantes naturales. Frutales, viñedos y olivares completan la ruta verde de esta ciudad sumando el agroturismo a su lista de opciones.

inogasta yace en el camino del Paso de San Francisco, ruta que ha funcionado históricamente como punto de comunicación con el país vecino de Chile, presentando un imponente paisaje que incluye volcanes de más de 6 mil metros de altura, y avistaje de flora y fauna altoandinas. Gracias a su clima agradable y sus características geográficas, el turismo aventura se ha instalado en su territorio con actividades como montañismo, 4x4, cabalgatas, safaris fotográficos y muchas más.

Tinogasta
Mapa Regiones
© Copyright. Descubriendo Argentina. Todos los derechos reservados. 2021
Portal Web creado por Orbelanet.